de extrañar el corazón nunca se cansa.

travelingcolors:

La Paz | Bolivia (by banzer08)

la paz, bolivia.

travelingcolors:

La Paz | Bolivia (by banzer08)

la paz, bolivia.

todavía no termino de leer los libros que empecé en sevilla

creo que es señal de algo.

escucho a loquillo. yo también tengo ganas de gritar.  
¿cómo se dice adiós a un gran amor?

forevertheperfectautumn:

Is it time yet?

yo recuerdo todos los otoños

(Source: cybertronian, via whyiloveautumn)

¡lo que no sé nombrar cumplió 4 años hoy!

¡lo que no sé nombrar cumplió 4 años hoy!

cómo follar más y mejor (en cinco sencillos pasos)

  1. abandona tu estado carencial. traspón tu condición anímica de follador mendigante a follador habitual. es algo tan sencillo como decir “yo follo” se trata de pura performatividad, aprendamos de una vez que el follador “se dice”, ni nace ni se hace. así en el hombre como en la mujer es pura fuerza ilocucionaria. 
  2. deja de pensar en los polvos que perdiste, que dejaste de echar o que podrías echar dadas otras circunstancias o acaso alcanzando un virtuosismo mayor de tu hombría o tu femineidad, esta vía es absolutamente estéril. asume, por el contrario, la sencilla regla del ethos follador, la que nos dice abiertamente que “un día sin follar es un día perdido” esto es casi lo único que necesitamos entender. que cada día desfollado es una jornada que se regala íntegra a la muerte, que se entrega intacta, sin huella alguna de deseo, ni expreso ni liberado, tan sólo patéticamente desviado por las vías cívicas de sublimación . cada jornada de astenia libidinal es una nueva ofrenda al platonismo de nuestras voluntades, al mismo que no tolera otra cópula que la que se ejecuta con uno mismo, más contacto que la autofelación como modo imperante de existencia social. como el capital, dinero que folla dinero y que produce dinero al infinito . no hablamos de vivir para follar, como si existiera una tensión diferencial entre ambos polos, vivir y follar, en la que ambos buscaran plenificarse recíprocamente. posiblemente la vida sea algo más, quién lo aventura, pero lo que no podemos tolerar, ni un día más, es que pueda ser algo menos. haz tuya, por tanto, la más básica asunción socrática y golfética de que una vida sin follar, como saben todos los golfos y golfas, no es digna de ser vivida. con esto es más que suficiente.
  3. embrutece toda relación social: no concedas ni un sólo segundo a la aplastante normalidad de los sujetos desfollantes. a todos esos amantes del ocio, la nocturnidad, el falacioso tiempo libre o el pacato y ecuménico “hacer cosas juntos”. a todos esos agentes de las infinitas y soporíferas mediaciones de orden “púbico” hablo de los yonquis de la conversación, la buena mesa, las agendas, los paseos por el parque, los atardeceres, los ayunos, los desayunos o el deporte contra uno mismo y frente a los demás. la lucha de clases es primariamente una guerra contra el cuerpo deseante y su vocación de clandestinidad, de tacto sin contacto, de anomia. sustráete al influjo de esto seres y resiste o ten por seguro que convertirán tu golfa aspiración en un infierno. folla con ellos o aléjalos de ti.
  4. simplifica tu mensaje: recuérdate a cada instante tu más íntima vocación. en el fondo te la soplan el noventa por ciento de las cosas que socialmente te definen y nada te es más propio que aquello tan fundamental que escondes. sabes que podrías sobrevivir perfectamente con los rudimentos cognitivos de un preescolar si follar fuera de una vez nuestro único lazo social y no las relaciones económicas, el empleo, la igualdad de credo, clase, raza, bandera o religión. haz, por tanto, de tu necesidad discurso y acción. de tus ganas de follar tu mejor arma de resistencia y permanente rebelión.
  5. paga por follar: la espontaneidad y gratuidad de los afectos y la sacralidad de los cuerpos es posiblemente el mito más dañino a fuer de eficaz que hoy nos gobierna. (…) el trabajo sexual es trabajo, por supuesto, con bastante mejor perfil que otros en un régimen económico que condena a la agónica supervivencia. pero también es trabajo de experimentación, de liberación efectiva y de creación de nuevas solidaridades ¿todo el poder a las put@s? no sé, tan sólo el que necesitan y demandan con urgencia, por supuesto. en cuanto a los que aspiran o aspiramos a follar más y mejor, nos toca aprender demasiado de ellos y de ellas, de su lucha diaria y de su imponderable capacidad de resistencia. de su valentía para arrostrar un estigma sólo por ocuparse de distribuir algo mejor la riqueza de esta, a ratos insufrible, distopía sexual.

(…)

probemos, por qué no, a follarnos de otro modo, por ejemplo, cada día.

- daniel lópez romero

este gesto

este gesto

(Source: lostinthedreamersbook)